Pasta con albóndigas y tomate

Si eres amante de los platos únicos, completitos y sabrosos, no te pierdas esta receta de pasta con albóndigas regadas con salsa de tomate casero.

Receta de pasta con albóndigas y tomate

Ingredientes para preparar pasta con albóndigas y tomate

  • Para la pasta:
  • 50 gr. de espaguetis
  • Sal
  • Para la salsa de tomate:
  • 6 tomates maduros
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 chorrito de tomate frito
  • 1 pizca de orégano
  • Para las albóndigas:
  • 1/2 Kg. de carne picada de vacuno
  • Harina
  • Huevo
  • Leche
  • Pan rallado o miga de pan
  • Leche
  • Semillas de sésamo (para decorar)
  • Sal
  • Perejil
  • Pimienta negra
  • Ajo molido

¿Cómo preparar pasta con albóndigas y tomate?

  • Para preparar este completo plato de pasta con albóndigas y tomate, primero empezamos a crear las albóndigas, que será lo que más tiempo nos lleve. Para ello, en un bol, echaremos el pan rallado (o miga de pan), con un poquito de leche.
  • Con la ayuda de un tenedor haremos que el pan se empape bien, y posteriormente añadimos la carne picada, el huevo (sobre ella), el ajo molido y el perejil. Echamos sal al gusto y movemos bien toda la mezcla para que se integren todos los ingredientes.
  • Una vez que estén bien mezclados, dejaremos reposar la mezcla, en el frigorífico, tapada con film transparente.
  • Aparte, en una cacerola, vamos a cocer la pasta que completará este delicioso plato de pasta con albóndigas y tomate. Coceremos la pasta en una cacerola u olla con agua y sal. En 8 o 10 minutos la pasta estará lista.
  • Mientras se cuece la pasta, haremos la salsa de tomate. Lavamos los tomates y los ponemos a cocer, en una olla, a fuego fuerte, durante 4 o 5 minutos. De esta forma, los podremos pelas fácilmente.
  • Mientras, pelamos y partimos en trozos la cebolla muy fina, y la ponemos a pochar en una sartén con un chorrito de aceite. En 5 minutos la cebolla estará pochada, por lo que podemos añadir, a la misma sartén, el pimiento rojo y verde, previamente troceado.
  • Con el sofrito hecho, le añadiremos el tomate ya pelado y cortado en trozos, y lo dejamos todo en la misma sartén a fuego lento. Para suavizar la salsa de tomate, le añadimos un poco de tomate frito de bote y una cuchara de orégano, y dejamos cocer durante 30 minutos más.
  • Le ha llegado el turno a las albóndigas. Con la ayuda de un tenedor y las manos haremos bolitas redondas con la carne, de un tamaño mediano. Antes de freir las albóndigas las pasaremos por un poco de harina. Dejaremos las albóndigas en la sartén, a fuego medio, hasta que empiecen a dorarse. Las retiramos sobre papel de cocina, para que absorba todo el aceite sobrante.
  • Con todas las albóndigas hechas, las echaremos sobre la salsa de tomate y dejamos que se hagan, al menos 15 minutos más. Si la salsa se reduce demasiado, puedes añadir un vaso de vino blanco.
  • Pasado este tiempo, sólo queda emplatar la pasta con albóndigas y tomates, por lo que pondremos la pasta, bien escurrida, en un plato, formando la base, y sobre ella, las albóndigas con el tomate. Rociaremos unas semillas se sésamo por encima y a comer.
  • Foto y fuente: Ole tus fogones
Nota del autor:

Si lo deseas, puedes hacer las albóndigas con tomate sin los espaguetis, siguiendo la misma receta.

En este caso no trituré la salsa de tomate con la batidora, pero si a vuestros hijos no les hace gracia encontrar “tropezones” en el tomate frito... os lo aconsejo.